Archivo

Archive for the ‘Comunicación Social’ Category

Los egresados de audiovisual apuestan por modernizaciones en la Escuela

febrero 9, 2011 Deja un comentario

El mundo audiovisual es aquel que pretende expresar ideas a través de las imágenes; de esta manera los estudiantes y  egresados de  Comunicación Social mención Artes Audiovisuales de la Universidad Católica Andrés Bello, pasan durante cuatro semestres creando e investigando distintos textos para transformarlos en códigos audiovisuales y así  finalmente enfrentarse al competitivo campo laboral que los espera.

Para Jesús Roldan, graduado a finales 2010, encontrarse con la tarea de trabajar fue algo de cotidianidad, ya que durante su carrera comenzó a producir videos y campañas para la revista estudiantil Ojo. Hoy en día, este egresado tiene una reconocida sección aliada a la página web del Chigüire Bipolar” llamada “Cuando sea dictador”, que no es más que una satira hacia algunas situaciones de la política venezolana.

Roldan argumenta que durante su paso por la universidad se dio cuenta que muchos de los conocimientos necesarios para trabajar se aprenden en el camino, ya que considera que la mención tiene algunos fallas para el desarrollo de los egresados en el ambito laboral. “No se toca nada de sonido, ni postproducción, eso lo aprendí en otra parte”, señaló el creador de “Cuando yo sea dictador”.

Para este licenciado, recién graduado, la carrera  es muy teórica y  los últimos cuatro semestres no son suficientes para aprender muchas cosas básicas y necesarias que cualquiera interesado en el campo audiovisual debería saber.

Sin embargo, para Michelle Dernersissian licenciada en Comunicación Social mención Artes Audiovisuales y actualmente locutora del programa “A la cuenta de 3” en  La Mega, señala en el documental  “Una ventana al mundo audiovisual”: “a pesar de que la mención es artes audio visuales, no hay que dejar a un lado que somos comunicadores sociales”

Así como esta talentosa locutora, muchos de los egresados ucabistas que dicidieron especializarce en esta mención,  actualmente son figuras reconocidas en los medios venezolanos. Tal es el caso de Juan Andres Ravell y Oswaldo Graziani, creadores del Chigüire Bipolar y la Isla presidencial.

Estos dos creativos, comentan en la tesis documental “Una ventana al mundo auduovisual”, que siempre hay que ir mas allá de las aulas de clases para tener tanto la práctica como los conocimientos necesarios en el ámbito laboral.

Por otra parte, Martha Polanco, diseñadora de la marca “Querida Penélope”, cree al igual que Roldan, que una de las grandes fallas de la mención esta en la post producción. “En el mercado laboral casi todo el mundo tiene que saber cómo editar, es esencial”.

Polanco que ha trabajado como productora creativa de E! Entremeiment Television y que ahora, como ella misma lo dice, trabaja en algo que no tiene que ver nada con audiovisuales, la carrera le fue de gran ayuda para mercadear su marca de traje de baños. “Sé cómo hacer un plan de medios, se cómo hacer un video promocional, como hacer unas fotos o una dirección de fotografía”, señaló Martha.

Para esta diseñadora, la mención de artes audiovisuales le brinda a los egresados una formación técnica que después es mucho más difícil aprender en otra parte, en comparación con las otras dos menciones que en su opinión podrían estudiarse en un post grado.

Es así como estos y muchos egresados más que se gradúan anualmente en la Escuela de Comunicación Social y deciden escoger esta mención en la que experimentan, descubren y crean nuevos códigos visuales , comienzan muchas veces a prepararse durante su carrera universitaria para tener más opciones y oportunidades en el ámbito laboral y cubrir esos pequeños espacios en los que la carrea tiene algunas fallas.

Periodismo y Comunicaciones Publicitarias en el mundo real

Para laborar en el ramo de la comunicación social, en cualquier país del mundo, debe haber una intima relación con el buen desarrollo de la democracia y la libertad de expresión. En periodismo y en comunicaciones publicitarias, se debe comunicar con habilidad y responsabilidad.

Actualmente, muchos periodistas se sienten insatisfechos por las noticias que no pueden publicar, y muchos de los dedicados a la publicidad se sienten insatisfechos por los salarios los cuales no consideran merecidos, según sus conocimientos, al igual que con las múltiples prohibiciones que encuentran al momento de comunicar.

Un periodista está capacitado para realizar diversas tareas, entre ellas, reportear una noticia, redactar crónicas, ser comentarista o crítico, editor, diseñar y elaborar programas periodísticos para radio, televisión y gráfica, realizar la tarea de corresponsal de agencias informativas. Colabora en la dirección, producción y remodelación de periódicos, participa en la organización y dirección de medios de difusión, colabora en la organización de departamentos de prensa, participa en la organización de agencias de noticias, tiene la capacidad para ocupar cargos directivos en algún medio de difusión. Todo esto, por supuesto regido por la Ley de ejercicio del periodismo, pero también por las prohibiciones, sobre las noticias, que cada día van surgiendo desde el Estado, señalándolas como amenazas contra la seguridad de la nación.

Dámaso Lugo

Dámaso Lugo, estudiante de postgrado, que trabaja como periodista en un programa independiente en Globovisión, afirma: “Los deberes primordiales del periodista son la veracidad, el equilibrio informativo, la honestidad y el apego a la ley, pero hoy en día y con este Gobierno, llevar estas responsabilidades es muy difícil. Mantener un puesto de trabajo es difícil, no porque el medio te despida, sino porque el Estado te censura y te cierra, el desempleo aumenta y la competencia se hace más fuerte”.

La idea de continuar en el país, para muchos de los egresados, es una constante, tanto en periodismo como en comunicaciones publicitarias. En sus planes de futuro a corto plazo, siguen visualizándose trabajando en Venezuela, a pesar de que en algún momento hayan pensado en irse al exterior muchos obstáculos se lo dificultan.

Lidia Pinto

En cuanto a comunicaciones publicitarias, Lidia Pinto, profesora de la Ucab, comenta que los egresados en esa mención, deben preocuparse mucho por su crecimiento profesional, deben manejarse en todo y ser personas integrales, aprender otros idiomas, realizar cursos de mejoramiento profesional, como postgrados y actualización con las leyes y códigos de ética(ANDA FEVAP). Ella explica que la mayor y mejor experiencia se genera en el propio trabajo, su experiencia actual en la empresa Pizzolante le ha otorgado grandes conocimientos para mantenerse en crecimiento profesional continuo.

La publicidad es un medio que siempre está en avance, por esto las restricciones sobre ella aumentan, para así controlar las piezas publicitarias que no se creen prudentes para la sociedad. Es importante que en el área de trabajo se esté bien informado sobre lo debido y lo no debido. Elsi Araujo, profesora de la Ucab, también comenta que es importante ser un profesional integral, porque con grandes conocimientos y aptitudes, los puestos y los salarios serán mayores, y al contrario, mientras menos se instruya el individuo, más difícil le será la tarea de tener un puesto que sienta merecido dentro del lugar de trabajo.

El mercado de trabajo no es fácil para ninguna de las menciones, los intereses aumentan, las noticias aumentan, la creatividad aumenta y las restricciones y prohibiciones sobre lo que se puede escribir, decir, mostrar y expresar también están en crecimiento. Ser un profesional responsable de sus actos y consciente de su rol ya es un gran paso para batallar dentro el universo de los medios de comunicación con todos los retos que ofrece en la búsqueda de trabajo y en el sostenimiento de éste.


Vegas Zapata, Estephani

El egresado de Comunicación Social no se olvida de la realidad

La Universidad Católica Andrés Bello

La tarea de una Escuela de Comunicación Social es osada: confiarle a un grupo de profesionales la responsabilidad de producir y manejar la información con la que un país se narra. En estas labores la Universidad Católica Andrés Bello cumple cincuenta años graduando a quienes están detrás de lo que leemos, consumimos, escuchamos. Y de ellos ninguno se ha cansado de contar.

Si hay una imagen que permanece constante desde que la UCAB se estableció en Montalbán es la que relata Leo Felipe Campos: “Cuando yo estudiaba en la Católica no podíamos dejar de ver Antímano. Éramos un grupete reducido, pero nos encargábamos de decir todo el tiempo: ¡Miren! y quedábamos como unos marxistas retrógrados”. Egresado en el año 2001 actualmente sobrevive entre el periodismo y la literatura, según sus propias palabras. Identifica la estampa de esa comunidad construida entre el ladrillo y el zinc como un pequeño cuadro del país real, del compromiso auténtico de la universidad.

El debate que se ha librado pareciera uno solo: quebrar el halo de recelo con que se mira a una universidad privada. Acabar con el paradigma del estudiante adormecido, apoltronado de espaldas a un país convulso. La labor ha sido ardua. Javier Conde, periodista de trayectoria en Venezuela, profesor de la UCAB y egresado de la misma Aula Máter en 1979, relata cómo era la universidad en los setenta: “No se estimulaba la actividad política de sus alumnos, era menos plural, conservadora. No favorecía la entrada de los diversos sectores del país.”

La universidad fue un medio adverso para él. Como delegado estudiantil le tocó enfrentarse numerosas veces a las autoridades y de ahí que rescate de esos años un aprendizaje político invaluable. Cree que las cosas han cambiado. “Ahora la Escuela está más abierta a todas las tendencias del pensamiento, está pendiente de lo que ocurre en el país. La Escuela de Comunicación debe seguir la filosofía jesuita del cambio social, debe tener ánimos de aportarle a la sociedad”.

Vista de Antímano y el Edificio Cincuentenario

Las concepciones de realidad tampoco son estables. Entre los egresados se nota compromisos con “calles” diferentes, con el mundo fuera de la universidad visto desde ángulos opuestos. Es la tensión entre dos tipos de formación. La que va desde la inquietud por las grandes preguntas, el conocimiento humanístico y la que se enfoca en el know how de un oficio, los pormenores de sus rituales.

Iván Crespo, graduado los noventa y actual director de la agencia de publicidad Aerolínea Creativa, pide también que la Escuela se vincule más con el mercado de trabajo. “Estudiando audiovisual siento que me hizo falta practicar más el lenguaje audiovisual, sobre todo aplicado a la publicidad. Cuando me gradué no tenía ni idea de cómo se maneja una marca, de los vínculos con los clientes y sus necesidades. En estos tiempos tan cambiantes, la UCAB debe tener un mayor compromiso con la adopción de nuevas formas, lenguajes y contenidos”. Aboga por una mayor conexión con los egresados, pues siente que le pueden aportar una visión más fiel del oficio a los estudiantes, en vez de profesores “enquistados” en el mundo académico.

El estudiante tampoco debe conformarse. Lissy De Abreu, egresada en el año 2008 y actual corresponsal de la Agencia Francesa de Prensa, cree que de lo más valioso que tienen en común los ucabistas que se ha encontrado es la curiosidad. Por leer buenos libros, periódicos de calidad, tanto hechos en Venezuela como los de otros países.

La respuesta que nos ubica para los próximos años pareciera estar en el estudiante, el tercer vértice del triángulo entre la universidad y la escurridiza realidad. Leo Campos habla desde su experiencia: “Hace falta leer más.  Si hay algo que yo rescato de mi formación es el interés hacia los libros y la inquietud por construir una sensibilidad abierta al mundo”. Es esa la avidez por el conocimiento, por la lectura de un libro desde un jardín desde el que también se escucha el rumor de las balas.

Si desea conocer no solo qué piensan los egresados, sino las perspectivas de estudiantes (no sólo de Comunicación Social) que piensan ingresar en la UCAB, puede revisar este canal de youtube.

Trasformaciones que enriquecen a la Escuela de Comunicación Social

Desde su nacimiento, la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello ha experimentado diferentes transformaciones curriculares que, inclusive hoy, siguen estando muy presentes en su agenda. La intención fundamental ha sido crear comunicadores cada vez más integrales y mejores preparados para ingresar al mundo laboral.

La idea del R.P Alberto Ancísar, s.j al crear, el 4 de octubre de 1961, la Escuela de Periodismo – hoy escuela de comunicación social –  fue la de proyectar una perspectiva distinta de comunicación a la que no se estaba acostumbrado; pues la única referencia que se tenía en esta materia era la escuela de la UCV, creada catorce años antes.

Los esfuerzos por perseguir esta idea generaron la necesidad de frecuentes cambios de pensum, profesores e incluso autoridades. Hoy, 9 de febrero de 2011, en el marco de la celebración de los 50 años de esta escuela, las transformaciones que permitan, principalmente, una formación más completa de los egresados, no han cesado.

Actualmente, se encuentra en fase de diseño una nueva reforma en el pensum; en la cual, según la Prfa. Yraida Sánchez, Jefe del Departamento de Humanidades de la Escuela de Comunicación Social, se debaten dos ideas fundamentales: una referente a crear comunicadores integrales – que se puedan especializar mediante post grado – y otra, que tiene que ver con evaluar las competencias de trabajo y especializarlas por áreas para ajustarlas a las asignaturas y menciones. Sin embargo, asegura que este proyecto está en etapa de discusión.

La preocupación generadora de discusiones en esta materia de transformación ha sido siempre: ¿qué clase de comunicadores deben formarse en ésta escuela? El factor más importante responde a la formación cultural. La reforma que se hizo en 1983 plantea el siguiente perfil de egresado: dotados de cultura integral y coherente, preparado para responder a los cambios que se generan constantemente en el país y el mundo y, por último, un comunicador dotado de una firme conciencia nacional.

El trabajo de grado “Estudio sobre la formación del comunicador social en la UCAB diagnóstico académico” realizado en 1988 por Marisol García y Oscar Conde, describe en su marco teórico los cambios más importantes que vivió la escuela, hasta ese momento, y explica que los cambios de pensum más importantes de esa época vinieron dados por dos factores.

El primero, se refiere la necesidad de hacer la mención prensa más atractiva y agrupar asignaturas – que antes eran independientes – para hacer de ellas un programa donde guardaran estrecha relación y secuencia; y, otro tema que tenía que ver con los trabajos de grado.

Según el Comité de Planificación, los trabajos de grado no eran el instrumento más idóneo para evaluar si el comunicador era experto en un área, acotaron los autores.

La transformación más radical de la escuela en su trayectoria fue el proyecto aprobado en 1999 y aplicado a partir del año 2000, donde se pasó de un régimen anual a uno semestral. El Prf. Pedro Navarro, actual Coordinador Académico de la Escuela, ofrece una visión amplia de lo que era la escuela y en lo que se convirtió, a través del plan de estudios semestral.

En el documento se exponen como causas del cambio, los avances de un conjunto de tecnologías relacionadas con el intercambio de mensajes, que a su vez concebían la obsolencia en la teorías aplicadas hasta entonces. Y, un elemento que once años después pareciera seguir siendo la preocupación: las nuevas exigencias en el campo de trabajo.

Descargar

Régimen semestral, pensum completo

El régimen semestral que se aplica hoy en día ofrece las ventajas de un plan de estudios modernos ya que es posible disponer de mayor número de asignaturas y optimizar el tiempo para impartir las mismas. Esta innovación en el sistema educativo de la escuela ha dado resultados; sin embargo, no es suficiente para responder las exigencias del día a día por lo que se está pensando en un nuevo diseño.

“No es un secreto que, en la actualidad, los comunicadores egresados de ésta escuela no necesariamente encuentran su área de trabajo en la mención que escogen y este es el principal motivo para cambiar el curriculum”, explica la Prfa. Sánchez.

Las exigencias del mundo actual, en todos los ámbitos, seguirá generando cambios en el pensum de la Escuela de Comunicación social, pero gracias a las personas que se encargan de coordinar y dirigir esta prestigiosa institución los comunicadores egresados serán cada vez más profesionales, integrales y con capacidad de responder ante las eventualidades de un campo laboral tan competitivo.

Descargar

Primer año Escuela de Comunicación Social 1965-1985

Los estudiantes, clave fundamental de la Escuela de Comunicación Social

Sharon N. Rodríguez P.

La Escuela de Comunicación Social tiene como objetivo la formación de profesionales comprometidos con el estudio e investigación. Todo dentro de un marco ético y de responsabilidad social.

Sus ofrecimientos van dirigidos a personas interesadas en alcanzar una formación profesional en el campo de las comunicaciones. Para el logro de los profesionales especializados en la comunicación, la Escuela hace uso de estrategias educacionales, con un balance entre teoría y práctica, que logra que los estudiantes se expongan a prácticas supervisadas en cada área para brindarles la experiencia de aplicar los conocimientos recibidos en el salón de clases.

La Escuela cuenta con un centro de Investigación en Comunicación que realiza investigaciones de temas de interés social y académicos, que

posteriormente publica. Además, cuenta con una unidad de cine, radio y televisión cuyo equipo técnico y de carácter digital son para uso del estudiantado. Esta unidad sirve como centro de práctica para que los estudiantes trabajen, desarrollen y produzcan.

 

Como parte de su responsabilidad social, la Escuela fomenta el desarrollo de estrategias comunicativas que responden a las necesidades sociales del país y que contribuyen al desarrollo de la democracia y al cumplimiento y respeto de los derechos civiles y derechos humanos.

A esos efectos se provee asesoramiento y colabora con otros organismos institucionales en la exploración y desarrollo de propuestas comunicativas para beneficio de la comunidad universitaria y la sociedad en general. A su vez, integra el servicio comunitario donde se realizan distintas actividades con comunidades para el mejoramiento y crecimiento de las mismas proveyéndole una mejora en su educación e incrementando los valores y fortaleciendo lazos.

“La Escuela de Comunicación Social de la UCAB ha de convertirse en referencia ineludible dentro de todo ámbito generador de conocimientos sobre el fenómeno de la Comunicación Social por su solidez académica, científica, institucional y curricular.”


Como Escuela de Comunicación Social, debe cumplir mejor que cualquier otra su función de COMUNICAR.

Para que todo esto se realice y tenga un continuo éxito es fundamental la existencia de los estudiantes. Así como la Escuela posee una serie de directrices y líderes que llevan el mando para que todo funcione a total cabalidad, dentro de las aulas de clase existe algo similar.

Cada inicio de semestre debe elegirse una figura que denominamos “delegado”, es el encargado de mantener una relación activa, fluida y veraz entre los profesores, la Escuela y los estudiantes. Su objetivo es informar acerca de cualquier actividad, cambio de horario, notas, evaluaciones, información de los profesores, a sus compañeros y a la vez informar a la Escuela acerca de las inquietudes de los estudiantes, así como se informan pueden también requerir cualquier otra tipo de información al caso que les competa. Los delegados son los representantes del resto de los estudiantes ante la Escuela y el Centro de Estudiantes.

Existen un ente llamado “Centro de Estudiantes”, cada Escuela en la UCAB posee uno. CECOSO es el Centro de Estudiantes de Comunicación Social como sus siglas lo indican. Su labor es trabajar por la universidad, realiza actividades que complementan la formación de los alumnos como: foros, preparadurías, talleres, que permiten a los estudiantes tener acceso a ciertas actividades de interés dentro de la misma universidad, como también luchar por el  resguardo de los derechos y defender a la comunidad estudiantil y civil. El Centro de Estudiantes de Comunicación Social es el contacto más directo con los alumnos convirtiéndose  en un canal de comunicación más rápida y efectiva para la resolución de problemas y propulsor de actividades.

Los estudiantes son los que definen a  la Escuela de Comunicación Social

Todos estos elementos que integran a la Escuela de Comunicación ha logrado que adquiera mayor importancia y que año tras año el nivel de ingreso a la carrera se incremente. Cada vez más los estudiantes participan en la Escuela para lograr un mayor rendimiento y seguir cumpliendo con todo lo que ofrece, esto hace que sus estudiantes sean cada vez mejor.

Mención Periodismo en la UCAB

La Escuela de Comunicación Social de la UCAB capacita a sus estudiantes con el conocimiento de las ciencias de la información y técnicas de la comunicación e investigación de los medios. Sin embargo, la actividad que realiza el comunicador social es nutrida según el área en la que se desempeñe.

En 1998 la carrera realizó un cambio significativo en su pensum al pasar el régimen de estudios de anual a semestral. Ese mismo año nacieron las menciones que conocemos actualmente: Artes Audiovisuales, Comunicaciones Publicitarias y Periodismo.

Esta última cambió su antiguo nombre de Periodismo Impreso para adecuarse a las necesidades requeridas en cuanto a proyección en tiempo y espacio del conocimiento de la época. Antes su desarrollo se basaba en la práctica laboral en periódicos, revistas, notas de los departamentos informativos de radio y televisión y publicaciones internas de las empresas.

Actualmente esta mención viaja mucho más allá. No sólo se utilizan los géneros informativos, como noticias, reportajes, entrevistas, con el propósito de informar, orientar, entretener generar opiniones en el público, sino que con los adelantos tecnológicos y el surgimiento de nuevos medios de comunicación como el Internet, la profesión del comunicador social ha ampliado sus senderos hacia áreas que no existían y para las cuales ha tenido que adaptarse paulatinamente.

El profesor y encargado de la Coordinación Académica, Pedro Navarro Gil, explicó que ya las menciones tienen algo más de 10 años en vigencia, por lo que los programas se encuentran en un proceso de revisión en la Comisión de Curriculo para adaptarlos a los requerimientos de los mercados laborales, según la situación política, economía, social y cultural que atraviesa nuestro país y colectividad.

Pedro Navarro Gil
Pedro Navarro Gil

Otras áreas del periodismo en la UCAB

Como estudiantes y profesionales de la información en formación, la necesidad de recuperar la memoria histórica de nuestro país es vital. Satisfacer esa necesidad es uno de los objetivos que se plantea el Centro de Investigación de la Comunicación al crear diversas salas virtuales para la investigación sobre la prensa del siglo XIX venezolano.

A través de proyectos como este se compendian, digitalizan, analizan y divulgan textos expuestos en los más resaltantes periódicos venezolanos, de las grandes personalidades del periodismo, de las artes audiovisuales y de la cultura, así como se diseñan sistemas de información documentales accesibles en línea, para facilitar a los usuarios el acceso a fuentes primarias.

La UCAB instauró la Cátedra Fundacional de Memoria del Periodismo Venezolano “Sofía Ímber”, con la finalidad de rescatar y difundir el patrimonio periodístico nacional a través de la investigación.

Estudiantes de la mención

El sentimiento ucabista se hace presente en sus estudiantes y egresados. Todos muestran un particular agradecimiento a su Alma Mater por la formación que recibieron. Para constatar lo que piensan de su mención, si consideran que el contenido del pensum es suficiente para desenvolverse en el ámbito laboral y si le agregarían o quitarían algo, se obtienen opiniones semejantes.

Marisé Pérez Palyzchin cursa décimo semestre en la mención Periodismo. “Pienso que las materias del pensum de la mención están bien estructuradas y son herramientas valiosas que actualmente he podido aplicar en el campo laboral. No le quitaría nada porque son materias muy completas, en todo caso sería la forma como los profesores las abordan. En cuando a agregarle algo, me enfocaría en las electivas; considero que es un serio problema que la mayoría de estas materias estén centradas en las menciones Publicidad o Audiovisual y muy pocas, por no decir una o máximo dos, para Periodismo y, que si no cumplen con el quórum suficiente, no las abren”, señaló Marisé.

Por otra parte, Grace Colmenares está cursando noveno semestre y dice estar “realmente enamorada de Periodismo. Pienso que son bien exigentes, pero cuando algo te gusta, haces el esfuerzo, te estresas, lloras, pataleas y la recompensa es el aprendizaje. Aquí me han enseñado a ser Periodista, a mirar las dos caras de la moneda, a equilibrar puntos de vista y, en general, a ser un canal que le ofrezca a la gente alternativas de información, a enseñar… Es un servicio público permanente”, dijo.

Grace Colmenares
Grace Colmenares

Vientos de cambio se avecinan para las Artes Audiovisuales

UCAB

En el marco del 50 aniversario de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), la mención de Artes Audiovisuales se prepara para asumir nuevos retos y para realizar algunos cambios.

En estos 50 años la UCAB ha formado profesionales en artes audiovisuales, creadores e investigadores de discursos capaces de comprender y analizar textos de cualquier tema y llevarlo al código audiovisual, así como también capacitados para producir, dirigir y realizar mensajes para cualquier medio de comunicación manteniendo siempre una perspectiva multicultural, y guiados por los valores fundamentales de la escuela: responsabilidad social, ética y capacidad de trabajo en equipo.

El camino recorrido desde 1961 hasta hoy, 2011, ha estado lleno de cambios que han mantenido a la mención actualizada y ajustada a la realidad que se vive fuera de las aulas de la casa de estudios, es por esto que se avecinan proyectos ambiciosos con respecto a la actualización del pensum e incluso el cambio del enfoque de la mención.

Para los próximos años se espera que la mención “pegue” un salto en cuanto a infraestructura, compra de equipos y ampliación de espacios, según indicó el profesor Carlos Eduardo Ramírez, quien además agregó que estos cambios se debían a la alta demanda que ha tenido la carrera en los últimos años gracias al prestigio y el reconocimiento que posee la Escuela de Comunicación Social.

Profesor Carlos Eduardo Ramírez

Agregó Ramírez que muchos de estos cambios se darán como consecuencia de la situación que vive la producción audiovisual en Venezuela y que considera que ésta llegó a su tope y empieza el momento de reinventarse a sí misma y así ajustarse a los cambios tecnológicos que permitirán la utilización de los medios no convencionales como el internet para la difusión de mensajes audiovisuales.

Planes a futuro

Uno de los proyectos que tiene previsto la escuela para la mención de Artes Audiovisuales es principalmente cambiar el enfoque de la mención y tomar un nuevo rumbo, dirigiendo la misma hacia la producción de cine y documentales para web, producción de programas radiales para medios alternativos, y dejar un poco de lado lo que se venía haciendo, que era enfocarse en la producción de televisión clásica, tal y como todos la conocemos.

“No desecharemos los medios tradicionales, nos enfocaremos más en los nuevos medios alternativos que están en auge” dijo Carlos Eduardo Ramírez.  Se agregarán al programa de la mención nuevas perspectivas de ver la producción, así como se invertirá en los equipos apropiados para grabar y realizar las producciones en los formatos adecuados para los nuevos medios.

Aurimar Alonzo, profesora de artes audiovisuales en el 6to semestre, señaló que considera que uno de los cambios principales que debería llevarse a cabo es el de volver a impartir la carrera en régimen anual, ya que hay materias que poseen un contenido muy extenso y en el régimen semestral se hace difícil impartir toda la información, y de esta manera evitar el “recorte” del contenido.

“Debe formárseles en cómo manejar la información que grabarán para los distintos medios” agregó Alonzo. Considera además que se debe encontrar la manera de engranar las materias que se imparten en el ciclo básico con lo que el estudiante aprenderá en la mención.

Profesora Aurimar Alonzo

“Es importante que el estudiante entienda que la información que aprendió en el básico es el pilar para lo que manejará en la mención” dijo Aurimar Alonzo, quien se siente muy orgullosa de la escuela de comunicación social y la considera hoy en día la referencia para muchos estudiantes que aspiran a ser comunicadores sociales.

Pablo Canelones, futuro estudiante de la mención, considera que se debe empezar a incluir en el pensum materias que le permitan al estudiante aprender sobre cómo transmitir un mensaje publicitario para cada uno de los distintos medios de comunicación y engranar así una mención con la otra.

Se espera que estos proyectos de cambio se den lo más pronto posible, para de esa manera seguir formando los mejores profesionales que enfrentarán al mundo audiovisual el día de mañana y que le permitirá a la Escuela de Comunicación Social de la UCAB servir de referencia y formar por 50 años más a los mejores profesionales.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.